Dmotech trabajando en el correcto tratamiento de los focos ahorradores en los hogares (En colaboración con el UPIBI – IPN)


Los focos ahorradores son una fuente de contaminación en residuos tóxicos que está afectando demasiado a nuestro planeta, a nuestra salud e incluso a la economía.

¿Sabías que los focos ahorradores contienen altas cantidades de mercurio?

El mercurio es una substancia tóxica para el organismo, no es recomendable el contacto con la piel. Sin embargo, los focos ahorradores tienen este elemento que es el que se calienta para producir luminosidad.

Los focos ahorradores no se encuentran sellados al vacío y algunas veces presentan fugas que nos colocan en gran peligro.

Más allá de eso, es peligroso cuando un foco ahorrador se rome o es desechado de manera inadecuada (lo que sucede la mayor parte de las veces en los hogares)

Por ellos Dmotech está tomando conciencia e intentando implementar dentro de sus políticas de venta, recoger los focos ahorradores de los hogares en los que vendemos para evitar que sean desechados de forma incorrecta.

¿En qué estamos trabajando?

En colaboración con estudiantes de UPIBI-IPN, se están haciendo políticas y trabajos de investigación y desarrollo de planes y procesos de logística de reversa en los que recibamos estos focos y los llevemos a centros de reciclaje y deshecho.

(ESTÉN PENDIENTES PUES PRONTO PUBLICAREMOS LOS RESULTADOS COMPLETOS)

Sin embargo, los focos ahorradores son un producto tan contaminante y dañino que en México no existen plantas que realicen está labor. 

Pero no nos damos por rendidos y continuamos investigando y pronto lograremos este beneficio para todos aquellos que quieran ayudar con nosotros…

Mientras… ¿Qué debemos hacer con los focos ahorradores?

Primero que nada, dejar de consumirlos, si un producto deja de consumirse, las industrias dejan de producirlo y por lo tanto no se crean más deshechos.

Pero no es necesario volver a los focos incandescentes, en Dmotech tenemos una gran variedad de focos LED que ahorran hasta 3 veces más que un foco ahorrador y no contiene substancias tóxicas.

Lo siguiente en la lista es difundir la información, la manera más eficiente de lograr un cambio es hacer que más personas conozcan y decidan cambiar con nosotros. 

Y en tercer lugar, tener cuidado con los focos ahorradores que ya tengamos. En este caso, la manera “adecuada” de deshecharlos es ponerlos en contenedores sellados y marcados cono tóxico (muy similar a como lo hacen con los residuos de hospitales). Evita que se te rompan y si se rompen, ¡deja la habitación y ventila por unas horas!

Si los focos son tóxicos, ¿porque los siguen promocionando?

En países desarrollados en el ámbito de la conciencia ecológica y social, estos focos “ahorradores” ya fueron prohibidos, son embargo, en México no hay regulación que prohíba o límite la venta de estos focos porque hay muchas industrias beneficiándose de la comercialización de estos productos.

Las personas siguen comprandolos porque se venden de forma muy económica y desmedida, la única forma que tenemos de controlar y regular la comercialización de estos productos, por ahora, es informando a las personas y ser conscientes.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *